TREN INSTANTÁNEO

Inspirados en un poema de Nicanor Parra decidimos  emprender un viaje en el que ya estábamos.

fb.jpg
ig.jpg
pescado.jpg

Pescado
Martín Rojo

cuentos $en preventa con el autor

espacio interior.jpg

Espacio Interior
Eugenia Coiro

poesía $en preventa con la autora

asi son las fieras.jpg

Así son las fieras
Carlos Bègue

novela $600

img_porlosreinos.jpg

Por los reinos del Mundo
Ismael Cuasnicú

novela $600

img_lepidolita.jpg

Lepidolita
Cinthia Hamlin

poesía $550

img_lanuevat.jpg

La nueva Tokio
Ana Ussher

poesía $400

img_chancho.jpg

Chancho rengo
Delia Pasini

poesía $400

img_primavera.jpg

Primavera Indiana
Juan Vitulli

poesía $600

img_perdido.jpg

El perdido encanto
Carlos Bègue

poesía $400

img_ojala.jpg

Ojalá lo hubieras visto
Manuel Sánchez Ruiz

poesía $550

img_enunplaneta.jpg

En un planeta fabuloso
Mario Varela

poesía para niños y niñas $400

img_cabriolas.jpg

Cabriolas en el aire
Victor Alejandro Aybar

poesía $450

img_enelvacio.jpg

En el vacío azul
Federico Tinelli

poesía $450

img_volver.jpg

Volver
Eduardo Pocztaruk

poesía $550

img_liminal.jpg

Liminal
Federico Seineldin

poesía $550

img_curarcon.jpg

Curar "con" el psicoanálisis
Marisol Fontecha Fresno

ensayo $600

img_algosesale.jpg

Algo se sale de lugar
Claudia Bragoni

poesía $550

img_volumen1chico.jpg

Volumen I
Antologia de Tren instantáneo
descarga gratuita

Pedí tus libros / envío gratis en CABA

¡Gracias por tu mensaje!

TREN INSTANTÁNEO

 
 
autor ismael.jpg

ISMAEL CUASNICÚ

Por los reinos del mundo (novela)

Cada novela de Ismael Cuasnicú cuenta un viaje. Esta nos lleva Por los reinos del mundo en compañía de un astronauta diminuto salido de una botella, espectros humanos y equinos de la guerra del Paraguay, un sapo, una amazona, insectos, hongos… En la mochila, un revoltijo de historia, biología, ciencia ficción, pintura, cómics, erotismo y mucha literatura. En el bolsillo del corazón, algunas estampitas protectoras: Gulliver, Lewis Carroll, Macedonio Fernández. “Al reino de las bacterias, ¿cómo se llega?, ¡achicándose!” Ismael Cuasnicú no se achica y entra a estos reinos alucinados sin recetas de escritura. Construye desde el desamparo una novela original, divertida y muy poética con la que libra su guerra contra la muerte. Vale la pena -o la risa- seguirlo.

autor claudia.jpg



CLAUDIA BRAGONI

Algo se sale de lugar (poesía)

Tuve la suerte de leer, a medida que Claudia iba escribiendo, con minuciosa letra de hormiga, cada uno de los poemas que hoy --después de algunos años-- componen este libro. Un libro donde cada versito es una pluma, un rayo, un mínimo temblor. Como si las palabras se aligeraran al máximo para tocar, en lo alto, lo más profundo. Con esa virtud, que es una de la que más aprecio en la poesía: la levedad. Lirismo sigiloso, abocado casi exclusivamente a comprobar la belleza (y la fragilidad) de las cosas del mundo. A veces, revisando un álbum de fotografías. A veces, mirando el jardín. El propio cuerpo como un territorio conocido, y al mismo tiempo, lleno de incógnitas. De ahí que los versos intenten fijar, rodear cada detalle; aunque sepa, de antemano, que se trata de una labor imposible. El amor filial, inclusive --el más cercano y lejano de todos-- nunca está quieto. Todo lo contrario.  Se vive en lo inseguro, decía Padeletti.  Algo se sale de lugar, dice Claudia Bragoni. Los versos, con suma delicadeza, acompañan este sismo que casi no se ve. ¿Porque ocurre en el corazón? No importa. Desde el fin del mundo, el ruido de los grillos festeja --como nosotros festejamos-- esta escritura luminosa.

juan.jpg


JUAN VITULLI

Primavera Inadiana (poesía)

Entre la música, las lavandas y lamparitas de colores, está la espera. ¿Será posible estirar la luz y el viento para saber lo que hay y vendrá? En medio de una fiesta se escucha “todo es metáfora de otra cosa” mientras la voz poética pasa, como el agua, de un estado al otro, intentando medir el tiempo con los recursos de los que dispone. En la escritura de Manuel Sánchez Ruiz esto es, principalmente, una mirada fresca que se detiene sobre los pequeños indicios que moldean la experiencia. En Ojalá lo hubieras visto se lee con claridad que tiene que haber otra forma de ver el reflejo de la luna, otra forma de manejar la intermitencia y atrapar el brillo, una nueva forma de hibernar; pero esto no es nada más, ni nada menos, que la espera por el ser amado o deseado, esto es lo que nutre y nombra lo que hay en el momento de elegir cómo atravesar una ola que regresa e impacta.

eugenia coiro.jpg

 

Eugenia Coiro

Espacio interior (poesía)

Espacio interior de Eugenia Coiro resignifica la metáfora del viaje de tanta tradición en la literatura. Camino, búsqueda, conocimiento, cruce de espacio y tiempo, el viaje enlaza el afuera con el adentro, el mundo circundante con la exploración y el descubrimiento del yo: “porque basta un empujón y estoy / pendiente de nuevo / cada vez otra vez  / primera vez / quién sos quién soy  / qué podemos ser”. La nave espacial, el sol, las galaxias, la gravedad nos hablan de otros sentidos que se van desplegando en cada uno de los versos y revelan aquello que decía Martin Heidegger acerca de que la poesía nos une a los fundamentos de nuestra existencia.
Como en sus libros anteriores, la autora evidencia un manejo preciso de la palabra poética, y un dominio de la musicalidad y de la imagen como motor de la evocación. En Espacio interior, además, la dimensión metafísica se hace presente a través de la búsqueda de una respuesta a nuestro ser y estar en el mundo, búsqueda que, por supuesto, queda como invitación a los lectores y las lectoras.
 
Adriana Santa Cruz

martin rojo.jpg

 

Martín Rojo

Pescado (cuentos)

Los doce relatos de Pescado componen un recorrido por un lugar desconcertante y laberíntico: el propio yo. La habilidad narrativa de Martín Rojo se manifiesta con precisión estructural en los sentimientos y pensamientos de sus protagonistas. Sus personajes se reflejan en el filo de un cuchillo que sostiene entre sus manos el descuidado lector. El lector se reconoce en la mirada turbada y lúcida de cada uno de ellos.
En el mundo que compone este libro el narrador se fusiona con sus actuantes como una piedra envuelta por el agua de un río: el niño de ciudad en el campo, el hombre de los cospeles, los adolescentes en búsqueda, las almas de cada uno en una lucha interna por la supervivencia.
Es fácil sentir empatía con estos antihéroes de un mundo donde nunca ocurre lo que uno quiere. Como dice César Aira “hay un contenido autobiográfico, oculto detrás de invenciones tanto más alocadas cuanto más personal es lo que estoy contando”. Pescado no es un libro íntimo, es un libro de intimidades confesadas, de giros oníricos, expresiones de deseo, más excéntrico y certero cuanto más bucea en lo prohibido.

manuel.jpg


MANUEL SÁNCHEZ RUIZ

Ojalá lo hubieras visto (poesía)

Entre la música, las lavandas y lamparitas de colores, está la espera. ¿Será posible estirar la luz y el viento para saber lo que hay y vendrá? En medio de una fiesta se escucha “todo es metáfora de otra cosa” mientras la voz poética pasa, como el agua, de un estado al otro, intentando medir el tiempo con los recursos de los que dispone. En la escritura de Manuel Sánchez Ruiz esto es, principalmente, una mirada fresca que se detiene sobre los pequeños indicios que moldean la experiencia. En Ojalá lo hubieras visto se lee con claridad que tiene que haber otra forma de ver el reflejo de la luna, otra forma de manejar la intermitencia y atrapar el brillo, una nueva forma de hibernar; pero esto no es nada más, ni nada menos, que la espera por el ser amado o deseado, esto es lo que nutre y nombra lo que hay en el momento de elegir cómo atravesar una ola que regresa e impacta.

victor.jpg


VICTOR ALEJANDRO AYBAR

Cabriolas en el aire (poesía)

Cabriolas en el aire, de Víctor Alejandro Aybar, es un libro atípico en el panorama de la joven poesía que circula en nuestro país. Escrito en la periferia, en los márgenes de la lengua oficial, con una voz lejana y cercana a la vez, lírica y zarpada, turbia o transparente como el agua, según la ocasión. Todo en este libro se encabrita y danza.  No se deja atrapar, así como así. Por el contrario. Cada verso parece estar montado sobre la pelambre libidinosa de un ritmo atento a la medida de su propio deseo, ese balido (o gemido) que atraviesa el monte y se monta sobre la arqueada espalda del muchacho que es, al mismo tiempo, cabra y lobo, muerte y vida, ausencia y presencia. De cualquier forma, espacio decididamente encantado, donde todo copula con todo y nada es lo que es, y es siempre otra cosa. Monte, quebrada, caderas, aperos, chotas, lunas, faunos, matorrales, pezuñas… Este libro pone en vilo la lengua de la poesía, es decir, pone en entredicho la realidad de nuestro deseo, nuestro deseo de realidad, en medio de la noche oscura o de la siesta endemoniada y catamarqueña.


Carlos Ana Ussher.jpg



ANA USSHER

La nueva Tokio (poesía)

Tan infrecuente como un topo queriendo salir de un laberinto por arriba, es hoy en día abrir al azar un libro de poesía argentina y toparse de golpe con una frase inquietante: “Quien no oscila entre dos ideas peca de exceso de gravedad y quizás esté viviendo en un refugio antiaéreo.” Y es que Ana Ussher sabe que enunciar con un estilo preciso y claro ese movimiento, esa duplicidad, es la única salvaguarda contra la fijeza que provoca el realismo explícito de la vida cotidiana. Quizá por eso el interés de su mirada se posa sobre “especimenes mixtos”, como si dijera: vivimos rodeados de objetos que en sordina o abiertamente adquieren vida propia, adoptan tesituras varias, y por si esto fuera poco el ulular del viento remite siempre a otra cosa.
Se diría que la mayoría de los poemas de La nueva Tokio funcionan a modo de lúcida introducción ante el clima imperante en “La casa impropia”, el notable texto final. En él una mujer experimenta sentimientos contrapuestos ante la apertura de un lugar deshabitado durante mucho tiempo, donde “el vacío escapa y se reubica”. Un lugar deshabitado hace tiempo, es decir; un territorio apto para la poesía.

autor federico.jpg



FEDERICO SEINELDIN

Liminal (poesía)

Como todos sabemos, la adolescencia, el insomnio o la varicela son estados liminales. Lo que nos dice Federico Seineldin en sus poemas es que el sentimiento amoroso, el azaroso devenir y hasta la eternidad misma también pueden serlo. O bien que solo se puede escribir sobre estas y otras espinosas cuestiones desde un espacio liminal, acaso un flagrante punto de indeterminación.
Como en los excéntricos poemas del colombiano León de Greiff de lo que se trata aquí es de “combatir la voluntad estática”. Para ello el poeta se transforma en un nauta que navega “en las historias de todos y en sus propios universos zipeados” siempre atento a lo ya ido como a lo que está por llegar. En la travesía el poema cambia de forma, de estilo, se apropia de diferentes identidades volviéndose epigramático, inmaduro, entrecortado, o hasta aleccionador en su sabia elocuencia. En suma, como dice el autor de este libro en apenas tres líneas: “amores cólicos! / que se definen por su fuga / y no por su estar”, líneas que a su vez son una hermosa (e involuntaria) definición de sus propios poemas.

autor_Carlos_Bège.jpg



CARLOS BÈGUE

El perdido encanto (poesía)

Riesgoso es en el arte poético adoptar el modo elegíaco.
Carlos Bègue aceptó este desafío y nos ofrece una suma de poemas donde, si bien honra los preceptos de la llamada "generación del 40", incorpora ciertas variaciones rítmicas y métricas propias de la antigua lírica española, aportándole a los textos cadencias tan leves cuanto diáfanas.
En algunos pasajes, el abandono de las formas poéticas tradicionales a favor de otras más contemporáneas da paso a sorprendentes desvíos de los ejes temáticos con aires nuevos y repentinas salidas de tono. El autor logra, pues, el prodigio de que nada sucumba bajo el peso de una lágrima: ¿Dónde quedaron las glorias / de aqueste anciano gorrino? / Cuando los vientos arrecian / no manda ni en su intestino. Así cierra la fugaz evocación de un dictador derrocado.
Los poemas de Carlos Bègue tejen un impecable corpus donde el desasosiego existencial asoma en carne viva, pero también quedan trazadas líneas que esbozan un horizonte de redención o de esperanza.

foto edu solapa b&n.jpg


EDUARDO POCZTARUK

El perdido encanto (poesía)

¿A dónde busca Volver con su viaje poético Eduardo Pocztaruk? A la infancia, al barrio, a la casa de la abuela que a su vez revuelve el dulce con su gran cucharón. Vuelve “a los sueños de ser / el Sandro de América”. Vuelve para alimentarse con la cultura popular plasmada en cantos que unen las distintas generaciones que el poder intentó separar y él reúne en la memoria amorosa de los festejos: cumpleaños, carnaval. Afectos como refugio del debe y el haber de un mundo ajeno que amenaza y persigue. Volver a tener al padre, superhéroe en bicicleta, y presentarle a sus nietos. Disfrazarse del Eternauta y rescatar a quienes se quiso silenciar con desapariciones. Y desde este silencio del ahora que nos hace dudar de dónde estamos, afirmar que “volveremos a jugar” y “luego a cantar bien fuerte / a los cuatro vientos / un canto sagrado que nos libere / rebelándonos / contra todos los pronósticos del tiempo”.

autor varela.jpg


MARIO VARELA

En un planeta fabuloso (poesía para las infancias)

Cuando leí este libro entendí que gatos y tortugas, a simple vista tan distintos, pueden tener mucho en común, se complementan como dos lados del ying y el yang. Por ejemplo, los gatos serían re felices si tuvieran siempre una cajita dura donde esconderse y las tortugas estarían todo el día a los saltos si pudieran. En estos poemas, hay más de una transformación, hay rimas, mucho humor, y hasta hay una batalla. ¡Son épicos!
En otros poemas, un muchacho se enamora de la chica de la heladería. Esos son un poco melancólicos. Y pienso que debería haber un gusto de helado que se llame “melancolía”, sería lindo ¿no?

autor cinthia.jpg



CINTHIA HAMLIN

Lepidolita (poesía)

Se pule un verso, un poema, un libro de poemas, como se pule una piedra. Retoques aquí y allá, algunas extracciones, agregados, ensamblajes. ¿Hasta cuándo? ¿Cuándo está listo un primer libro para ser dado a leer? La piedra soporta la erosión del agua, de los vientos y de los siglos. Es portadora de secretos, preserva el amor y puede, también, ser escuchada si se le presta atención fiel. Así, como un talismán apretado en la mano, erosionado por la transpiración de la emoción y del dolor, nos llega el libro de Cinthia Hamlin. La mano se abre y la piedra se volvió un corazón que late.
Los poemas de Lepidolita se despliegan, recibidos y otorgados como herencia familiar, al ritmo de una voz poética que encuentra en la emoción su subjetividad y su apertura al mundo. El corazón por momentos se detiene, levanta vuelo como una flor de ceibo y sigue, se tropieza y cae. El antiguo anhelo humano de volar como los pájaros se hace posible gracias a la transformación del sueño en magia, de la experiencia en poema, y del pasado en presente.  Si la infancia es ese lugar tanto de refugio como de intemperie al que siempre estamos volviendo por el camino del poema, en Lepidolita se construye con emergencia el techo de ese hogar, y se diseñan sus ventanas prolijamente para que el aire entre, lleve, arrastre lo que encuentra y, otra vez,  con todo a cuestas, levante vuelo.

delia_pasini_corte_retrato_003 retocada.



DELIA PASINI

Chancho Rengo (poesía)

La poesía argentina escrita por mujeres comenzaba a ser un trazo filoso sobre el canon y Delia Pasini irrumpe en 1979 con un título memorable: Un decir que se repite entre mujeres. Era una época en la que el feminismo no contaba todavía con la apoyatura social de un movimiento y Pasini preguntaba “¿Por qué son ellos los que escriben siempre?”. Esta misma línea de su poesía reaparece aquí en el poema “Chancho rengo”, que da título a este su último libro, con dos escenas puestas en contrapunto. En una, tres mujeres hundidas en una vida gris lejos del campo, infelices, descolocadas y en la otra la escena simbólica de canear animales. “Aquí en la ciudad se carnea a diario de muchas maneras pero ninguna da para sutilezas”, dice.
Delia Pasini traductora entre otros de Emily Dickinson y Wallace Stevens, fue una verdadera connaisseur de la cultura en un sentido que hoy parece perdido o transformado: la ópera, la música clásica, la Biblia, la pintura renacentista o moderna y por supuesto la literatura. Las referencias a lo largo de su obra, lo atestiguan, pero en ellas su poesía no deja de mostrar sus cristales luminosos. Dice por ejemplo en alusión al pintor mejicano: “Mario Romero habla de una pintura ciega/ y su voz atrapa la luz de los espejos./ Habla de imágenes sin trazos/ y la mirada accede al misterio/ de la creación del universo.”

Librerías

LIBRERIA SANTA FE
AV. SANTA FE 2224 CABA

LO DE CRACK
DARWIN 578 CABA

GUADALQUIVIR
AV. CALLAO 1012 CABA

LIBRERIA HERNANDEZ
AV. CORRIENTES 1436 CABA

LIBRERIA ZIVALïS
AV. CALLAO 395 CABA

LIBRERIA HERNANDEZ
AV. CORRIENTES 1311 CABA

GALERNA
LAMBARE 893

LIBROS EL PASAJE
THAMES 1762 CABA

ARCADIA LIBROS
M.T. DE ALVEAR 1548 CABA

BADARACO
ENTRE RIOS 921 CABA

EL GATO ESCALDADO
AV. INDEPENDENCIA 3548 CABA

FEDRO SAN TELMO
CARLOS CALVO 577 CABA

LIBRERIA MENDEL
PARAGUAY 5163 CABA

LIBRERIA LA CASA DEL ARBOL
AV. CÓRDOBA 5219 CABA

CORNEJA LIBROS
AV. TRIUNVIRATO 4333 CABA

VUELVO AL SUR
LA RIOJA 2127 CABA

WALDHUTER LA LIBRERIA
AV SANTA FE 1685 CABA

LIBRERIA RODRIGUEZ ALMAGRO
PRINGLES 486 CABA

NATIVA LIBROS
RIO DE JANEIRO 615 CABA

CESPEDES LIBROS SAS
CESPEDES 3065 CABA

MANDRAGORA LIBROS Y CULTURA
VERA 1096 CABA

SUERTE MALDITA LIBROS
SERRANO 1394 CABA

PARADIGMA LIBROS SRL
MAURE 1786 CABA

OTRAS ORILLAS SAS
MANSILLA GENERAL 2974 CABA

NOTANPUAN
CHACABUCO 459 SAN ISIDRO BS A BS AS

HOLA LIBRERÍA
SAN MARTÍN 854 LA PLATA

MALISIA
DIAGONAL 78 506  LA PLATA

LA CASA AZUL
PASAJE FOURNIER 19 TANDIL

EL GRAN PEZ
HIPOLITO YRIGOYEN 1992 MAR DEL PLATA

CORRE COMO EL VIENTO
DEBENEDETTI 711 LA LUCILA BS AS

LIBRERIA VOLCAN AZUL
ACHAVAL RODRIGUEZ 244 CÓRDOBA

RUBEN LIBROS
DEAN FUNES 163 CORDOBA

PORTACULTURAS
BELGRANO 884 LOCAL 4 CÓRDOBA

ATENEA LA PLATA
DIAGONAL 80 1010 LA PLATA

EL JUGUETE RABIOSO LIBROS
MENDOZA 784 ROSARIO

BUCHIN LIBROS
ENTRE RIOS 735 ROSARIO

PARADOXA LIBROS
MENDOZA 923 ROSARIO

DEL OTRO LADO LIBROS
25 DE MAYO 2867 SANTA FE

MUSARAÑA LIBROS
JOSE M PAZ 1530 VICENTE LÓPEZ

CONTACTO

©2020 por Tren instantáneo.